top of page

¿QUÉ ES UN CICLO ECONÓMICO?¿CÓMO PODEMOS APROVECHARNOS DE LOS CICLOS ECONÓMICOS?




Simplificando mucho, la economía tiene periodos en que experimenta crecimientos, y periodos en que experimenta decrecimientos, esto es, crisis. Después de esos periodos de decrecimiento o crisis, vuelve a iniciarse un periodo de crecimiento.

Este proceso -crecimiento, decrecimiento, y vuelta a empezar con crecimiento-decrecimiento- viene repitiéndose desde hace siglos.

Estos ciclos tienen, obviamente, un gran efecto en los mercados de valores, inmobiliarios, etc…



Para un inversor, teóricamente la problemática estriba en saber cuándo estamos al final de un periodo de crecimiento y uno de decrecimiento. En realidad, el objetivo del inversor no consiste en identificar los momentos en que se va a pasar de crecimiento a decrecimiento y viceversa; acertar exactamente los momentos en que se produce el cambio de crecimiento a decrecimiento y viceversa es muy complicado. El auténtico objetivo consiste en comprar activos cuya valoración en el mercado es inferior a su valor real (o futuro), y plantearse venderlos cuando su valoración en el mercado sea muy superior a su valor real (o futuro). Pongamos un ejemplo para entender mejor los efectos de los ciclos económicos y el objetivo de un inversor eficiente. Usaremos el SP 500, el índice bursátil más importante de los Estados Unidos y del mundo, como referencia.



Agosto del año 2000: Máximo aproximado de 1.525 (máximo histórico hasta la fecha).

Octubre del año 2002: Mínimo aproximado de 768 (mínimo de la caída, que rozó el 50%).

Octubre del año 2007: Máximo aproximado de 1.576 (máximo histórico, subida del 105%, respecto los mínimos anteriores).

Marzo del año 2009: Mínimo aproximado de 666 (mínimo de la caída, que rozó el 58%).

Febrero del año 2020: Máximo aproximado de 3.393 (Máximo histórico, subida del 409%, respecto los mínimos anteriores).



Básicamente, podría interpretarse de estos datos de que cada 10 años, aproximadamente, tenemos una caída en bolsa de un 40%. Es correcto para las últimas dos crisis (2.000-2.002 y 2.007-2.009), pero no para las anteriores. Entonces, ¿qué guía utilizamos para saber cuándo comprar en bolsa?. El problema es que no hay un único indicador o método válido. Uno muy conservador, pero que difícilmente falla, es fijarse en el PE (Price / Earning ratio, esto es, la ratio entre el precio de la acción y los beneficios por acción de la compañía; también conocido como PER).





Un PER bajo es bueno para el comprador, y malo para el vendedor. Un PER alto es bueno para el vendedor, y malo para el comprador.



Cuando hay crisis, el PER sube porque los beneficios de las empresas caen; pero cuando cae la cotización de la empresa cae, el PER cae; normalmente, en periodos de crisis, el PER cae mucho. Cuando los beneficios de las empresas suben, el PER cae; normalmente, cuando los beneficios de las empresas suben, la cotización de la empresa se dispara y el PER sube; en proporción, sube mucho más la cotización de lo que suben los beneficios.


Un PER alto indica que no es interesante comprar un índice o una acción. Un PER bajo, indica que es buen momento de compra. Por debajo de 20, se considera que comprar es una opción inteligente. Hay excepciones: por ejemplo, en los últimos años, con los rendimientos de la deuda a un nivel ridículo, se consideraba que un PER de 33 no era un mal PER para comprar empresas de gran calidad. En la anterior crisis, la del 2.008 / 2.012, el PER cayó por debajo de 15. Aunque hay numerosos factores que hay que tener en cuenta, un PER de 15 indica una excelente compra si se considera que la empresa es sólida o que el índice se recuperará en un futuro.


El equipo de H&B.

bottom of page