top of page

TIPOS DE INTERÉS Y CAÍDAS DE BOLSA


Vamos a centrarnos en este artículo en los EEUU para simplificar, pero en realidad podría aplicarse también a Europa. En las últimas dos décadas, cada vez que los tipos de interés en los EEUU han subido y se han mantenido en un nivel alto, la bolsa ha caído. Vamos a tratar de explicar la relación. Por favor, observen el siguiente gráfico; la línea azul representa la evolución de los tipos de interés, y las zonas teñidas de gris, los periodos en los que los EEUU han entrado en recesión:




Fuente: Reserva Federal de los EEUU.


Cada vez que los tipos han alcanzado un nivel superior al 5% (en noviembre del 2.001 llegaron al 6,51% y en julio del 2.007 al 5,26%), ha habido una recesión en los EEUU. Por favor, observen que la FED “anticipa” la llegada de la recesión empezando a bajar los tipos un poco antes de su llegada (hay indicadores económicos que permiten predecir, hasta cierto punto, que se acerca una recesión).


El siguiente gráfico nos lleva al corazón del tema tratado hoy. La línea azul nos indica los tipos de interés de la FED. La línea roja, la evolución del SP 500, el índice bursátil más importante de los EEUU (y del mundo). Observen, por favor, que la bolsa sube mientras suben los tipos. Y que hay un momento en que la bolsa empieza a caer; en la crisis del 2.000 – 2.002 la FED mantuvo los tipos altos mientras las bolsas caían, y en la del 2.007 – 2.009 la FED bajó los tipos antes de que empezara la caída de las bolsas.





Por mucho que los operadores de bolsa se empeñen en creer los contrario, la FED y los diversos bancos centrales del mundo no consideran “mimar” las bolsas su principal cometido. Su principal cometido es luchar contra la inflación (BCE y FED) y velar por la salud del mercado laboral (en el caso de la FED). En el siguiente gráfico, puede observarse como la FED sube los tipos de interés (línea negra) cuando la inflación (línea azul) sube. Las excepciones corresponden a los momentos en que la FED cree que la recesión es inminente, hay una recesión o se acaba de salir de una recesión. Subir tipos cuando la economía tiene problemas es desastroso.





La relación entre todas estas variables es relativamente simple. Todo empieza con una inflación en un nivel superior al considerado “aceptable”. Automáticamente, la FED sube tipos. La subida de tipos controla la inflación, pero causa problemas para financiarse a las empresas y particulares, e inevitablemente se llega a una recesión. La recesión causa una caída de los beneficios de las empresas, cosa que hace caer las bolsas. Con la inflación controlada (o en proceso de congrolarse) y una recesión afectando la economía, la FED baja los tipos para impulsar la economía. Y así vuelve a empezar el ciclo, ya que unos tipos bajos son un caldo de cultivo propicio para la inflación.


Estos últimos años, además de unos tipos bajos, hemos visto a los bancos centrales inundar de dinero el mercado para luchar contra la COVID. Y ese factor ha impulsado aún más la inflación.

Los tipos de interés siguen subiendo. En los EEUU, llegarán al 5,75% (si la FED sigue su hoja de ruta). Y, como es habitual, lo normal es que el resultado de esos tipos altos sean una recesión y una caída de la bolsa.



El equipo de H&B.

Comentarios


bottom of page